sábado, 25 de agosto de 2018

Nuevo plan de paliativos: 4,2 millones y el doble de plantilla en 3 años

El consejero de Sanidad del Gobierno de Canarias, José Manuel Baltar, el director del Servicio Canario de la Salud (SCS), Conrado Domínguez, y el coordinador de la Estrategia de Cuidados Paliativos de Canarias 2018-2021, el experto en la materia, Marcos Gómez Sancho, han presentado este lunes los detalles, las líneas estratégicas y los objetivos de este documento, que cuenta con una ficha financiera de 4.210.000 euros para su implementación entre 2018 y 2021 en todas las áreas de salud del Archipiélago.
La Estrategia de Cuidados Paliativos, en cuya elaboración participaron más de una treintena de profesionales de todas las áreas de salud, busca asegurar una adecuada planificación, coordinación y gestión de los recursos sanitarios y sociosanitarios destinados a la atención de las personas en situación de enfermedad en fase avanzada o terminal susceptibles de recibir cuidados paliativos, de cualquier edad, así como a sus familias.
Con la puesta en marcha de esta Estrategia, de carácter plurianual hasta 2021, se pretende disponer de unos cuidados paliativos accesibles, equitativos y eficaces para todas aquellas personas, que lo requieran, pacientes adultos y pediátricos, familiares, cuidadores y apoyo recibido en la etapa final de la vida.


Seis líneas estratégicas

Las líneas estratégicas del plan son las siguiente: atención sanitaria integral que busca garantizar a las personas en situación terminal una atención sanitaria de calidad, basada en un enfoque integral, multidisciplinar e interdisciplinar; autonomía del paciente, en la que se tratará de mejorar la calidad de la atención en las situaciones de enfermedad avanzada o incurable respetando la autonomía y necesidades del paciente y su familia; atención a la familia y al cuidador, al que se pretende proporcionar a la familia la atención, la formación y el apoyo emocional necesarios para afrontar el cuidado de la persona en situación avanzada y terminal.
Además, incide en los cuidados paliativos en Pediatría, para mejorar la atención y la calidad de vida de los pacientes pediátricos en situación terminal o con enfermedad de pronóstico letal; en capital humano y formación de los profesionales.- se trabajará para mejorar la formación y capacitación de los profesionales en Cuidados Paliativos; y en investigación en Cuidados Paliativos,en la que se establecerán las líneas de investigación de la atención al final de la vida y el alivio del sufrimiento como un elemento permanente y prioritario en la agenda de investigación del SCS.


Recursos de Cuidados Paliativos en Canarias

El director del SCS ha destacado que el objetivo es que la red de centros del SCS debe atender a los Cuidados Paliativos en su nivel correspondiente de complejidad. Actualmente, forman parte de las unidades cuidados paliativos un total lde 74 profesionales y la previsión es que se duplique el número hasta llegar a los 153 profesionales entre médicos, enfermeros, trabajdores sociales y psicólogos. Así, explicó que la base de la Estrategia está en realizar una atención sanitaria coordinada entre Atención Primaria y Atención Hospitalaria de forma que el paciente sea atendido de todas sus necesidades de un modo integral.


viernes, 29 de junio de 2018

LAS ESTADÍSTICAS DESMONTAN EL MITO DEL CANARIO INDOLENTE Y REACIO AL TRABAJO

A la luz de las estadísticas, la imagen que presenta a los canarios como unos indolentes "aplatanados" muy poco proclives al trabajo parece estar tan alejada de la realidad como la mayoría de los tópicos sociales (...). 


 A la luz de las estadísticas, la imagen que presenta a los canarios como unos indolentes "aplatanados" muy poco proclives al trabajo parece estar tan alejada de la realidad como la mayoría de los tópicos sociales. La tendencia, además, refleja que la escasez de empleo está teniendo un reflejo en las exigencias que deben afrontar los isleños e isleñas del Archipiélago que aún conservan su puestos de trabajo.


    Según el el VII Informe Adecco sobre Absentismo,  Canarias, con 1.608 horas efectivas trabajadas, es la segunda Comunidad Autónoma que presenta más horas efectivas trabajadas, por encima de la media estatal, que se sitúa en 1.547 horas, y sólo por detrás de Baleares (1.616 horas).



   Tras Baleares y Canarias, la Comunidad de Madrid, Cantabria y Galicia son las autonomías que más horas efectivas trabajadas presentan, por encima de la media. Cataluña se encuentra muy próxima a la media de España y el resto de comunidades autónomas está por debajo.

Además, en Canarias suben el número de horas pactadas a pesar de que en 2016 ya presentaba un elevado número de horas de este tipo. Respecto a las horas no trabajadas, el archipiélago canario presentó un total de 249 horas, diez horas más que en 2016.



   A nivel estatal, la tasa de absentismo presenta una evolución muy diferenciada entre el año 2000 al 2007, cuando aumenta desde el 3,7% hasta el 4,95%. En el periodo 2008 a 2011, se estabiliza en torno al 4,7% y ente 2012 y 2013, tiene lugar un marcado descenso hasta el 4,1%.



   De 2014 hasta 2017, la tasa de absentismo repunta hasta el 5%, es decir, crece un 21% desde 2014, lo que la sitúa en nuevo máximo histórico. Hasta entonces, el máximo se alcanzó en 2007, cuando era del 4,95%.

sábado, 19 de mayo de 2018

¿QUIEN PAGA LA BONIFICACION DEL 75% DEL DESCUENTO DE RESIDENTE? ¿LOS QUE MAS TIENEN O LOS QUE MENOS PUEDEN?

Loli Hernández
¿QUIEN PAGA LA BONIFICACION DEL 75% DEL DESCUENTO DE RESIDENTE? ¿LOS QUE MÁS TIENEN O LOS QUE MENOS PUEDEN?

La polémica está servida. En el caso de los pasaje a la península, supongamos un viaje en primera que cuesta 500 euros, la caja común, a la que todos aportamos, a través de los impuestos, aportará 375 euros, a ese pasajero que viaje en primera, que no tiene necesidad de ayuda - pues viaja en primer- pondrá 125 euros. En un viaje "low cost" de 100 euros la caja común pondrá 75 euros y el viajero 25 euros. El viajero "pobre" estará contento, pero más lo estará el "rico" que es quien realmente se beneficia en una operación de este tipo. La caja común gastará 250 euros en el "rico" y 75 en el "pobre". Si la caja común se alimentara por arte de magia todos contentos. Pero la caja común hay que nutrirla; la caja común, como Vdes. saben se alimenta de todos, especialmente de los más pobres.
Y para más "inri" los más pobres viajan mucho menos que los más ricos. La bonificación del 75% será electoralmente rentable, parecerá que es dinero sacado a las ricas arcas de no se sabe donde, a mí particularmente me vendrá bien..., pero es radicalmente injusta, porque realmente le saldrá del lomo a los más pobres. La pagarán más los que menos la usan. Es una medida propia de lo más abyecto de la corrupción. Es mala, porque no colabora a la solidaridad y encima es que enmascara la realidad, ¡la mentira esta servida!

 Resultado de imagen de chistes de la bonificacion del 75%

miércoles, 16 de mayo de 2018

La prostitución en el paraíso

Escribo esto desde un apartamento en el centro de Santa Cruz de Tenerife. Si desde aquí se sale a la calle y se dirigen los pasos por encima de las Ramblas podrá usted encontrar a doscientos metros un local -antes restaurante de tapas ligeramente pretencioso- donde se escucha reguetón y otras exquisiteces musicales a un volumen entre alto y ensordecedor. En el interior casi todos los parroquianos beben ron y cerveza y casi ninguno es isleño. Más de la mitad son chicas jóvenes, muy jóvenes, que siguen la música moviendo el cuerpo color chocolate, de pie o sentadas, sonrientes o inexpresivas. De vez en cuando se les acerca un tipo -también joven, pero ya no adolescente- y les dice algo. La chica escruta su móvil, se levanta entre mohines y se marcha. Los que no ven la prostitución en nuestras ciudades son los que ignoran que a la vuelta de la esquina el mismo pub, a la misma hora, vende la misma farlopa desde hace lustros. Sin problemas. Y lo sabe todo el mundo, por supuesto. Igual que el garito de los latinos, en el que los clientes potenciales no entran: los puteros solo ven, valoran, se deciden y llaman a los agentes comerciales, vulgo chulos. Tanto el consumo de drogas como la prostitución juvenil -un mercado las que las menores de edad son particularmente apreciadas- no están condenadas a una escenografía sórdida, sucia, pestilente y abiertamente violenta. Baretos que venden drogas sin una bronca jamás, locales donde se consiguen prostitutas sin que nadie entre a preguntar por prostitutas. Es lo corriente. En las capitales canarias. En los sures turísticos de Gran Canaria y Tenerife. En Fuerteventura y Lanzarote. Por supuesto el nuevo sistema convive con el antiguo. Con los prostíbulos que se enuncian con luces de neón -¿no lo han visto, una enorme nave industrial en la que trabajan muchas decenas de mujeres las 24 horas al día y cuyos rótulos se pueden apreciar desde la autopista del sur?- y con los camellos más o menos camorristas, inelegantes, revientapelotas de toda la vida. La prostitución en el paraíso de sol radiante.
Es entendible que alarme particularmente que adolescentes canarias estén entrando en la prostitución. Pero la gran mayoría de las prostitutas mayores o menores de edad son de origen extranjero: proceden de Latianoamérica y Europa del Este. Lo que ocurre es que ha aumentado la demanda. Han llegado más puteros -a añadir a los no escasos aficionados locales- y están encantados por la casi ausencia de violencia callejera, por las buenas condiciones sanitarias, por la confortable lejanía de las islas. También en la prostitución Canarias tiene muy buen clima. Frente a lo que ocurre en otros países en España se decidió no legislar sobre la prostitución. Ni castigar a los clientes ni perseguir a las prostitutas. De tarde en tarde se reabre el debate -suele ocurrir cuando asesinan a una chica o muere de sobredosis- y debo oír a tarados supuestamente liberales -o progresistas- hablar de la despenalización de la prostitución como un avance moral o, al menos, como un mal menor. No lo es. Suecia penaliza a los puteros y se le cuelan 600 esclavas sexuales al año por sus fronteras. Dinamarca no y le entran más de 15.000. Las prostitutas canarias no deciden alquilarse después de una rigurosa meditación. Terminan ahí porque han caído en una exclusión social cada día más vinculada a la feminización de la pobreza. Las prostitutas latinas y europeas -y en especial las menores- no llegan a nado o en crucero: son un producto de importación controlado por mafias internacionales con imprescindibles colaboradores locales. Y esas redes no actúan en comportamientos delictivos estancos: tienen relaciones, y a veces se confunden, con estructuras operativas de venta y distribución de droga.





Está muy bien que el Gobierno de Canarias haya solicitado un informe a especialistas de la Universidad de La Laguna sobre la floreciente evolución de la prostitución en las islas en los últimos años -que tiene como orígenes asimétricos el boom turístico y el altísimo desempleo en familias desarticuladas- y que muestre una diligente colaboración en las investigaciones abiertas en los centros de menores. Pero todo esto es insuficiente. Es crónicamente insuficiente desde hace muchos años. Porque lo que se avecina es una verdadera amenaza para el orden público, en especial, aunque no únicamente, en las zonas turísticas del país. Cuando se cierra los ojos ante una actividad delictiva -el tráfico y la explotación sexual de mujeres- no desaparece ni se remansa: crece, se multiplica, se enlaberinta y termina colonizando -corrompiendo- autoridades y administraciones públicas. Promover reformas legales que penalicen a los consumidores y a los proxenetas, organizar programas de inserción social y laboral para las prostitutas, investigar judicial y policialmente los vínculos entre los negocios de la prostitución y los negocios de las drogas ilegales, desmontar ideológicamente la normalidad con la que todavía se asume la prostitución: una forma de humillación altamente peligrosa que debe ser incompatible con una sociedad democrática, tolerable y decente. 

sábado, 12 de mayo de 2018

81.500 euros por cada agente

Exactamente 81.527,71 euros. Eso es lo que costará este 2018 cada uno de los agentes que conforman en la actualidad el Cuerpo General de la Policía Canaria (CGPC), creado hace una década durante el mandato de Paulino Rivero (Coalición Canaria) con la Ley 2/008, de 28 de mayo del Cuerpo General de la Policía Canaria. Cuando la policía autonómica de las Islas salió por primera vez a la calle en el año 2010, la primera promoción fue de 100 miembros y el objetivo era que para el año 2013 se alcanzaran los 1.700 agentes. Hoy en día, ocho años después de su nacimiento, apenas cuenta con 63 agentes a pesar de tener un presupuesto general para este ejercicio de 5,1 millones de euros. De este total, 4,4 millones corresponden a los fondos destinados al pago de todo el personal; 425.000 euros a los gastos corrientes en bienes y servicios; y los 250.000 euros restantes a inversiones reales, entre las que están previstas 100.000 euros para la adecuación de la Comisaría de Gran Canaria, 100.000 euros para la construcción de una galería de tiro, y otros 50.000 euros para «otros activos materiales».
Según las cifras que maneja este periódico, en Tenerife hay cerca de una treintena de policías de la escala básica, mientras que en Gran Canaria hay 21 con este rango. En esta cifra se incluyen a los agentes de cuerpos municipales que están en comisión de servicio, a los que solo se les permite ocupar la misma plaza durante un tiempo máximo de dos años. A ellos hay que añadir los distintos mandos con los que cuenta el cuerpo: en Gran Canaria hay dos policías que hacen funciones de oficial, cuatro oficiales y un comisario, mientras que en Tenerife hay cuatro oficiales, un subinspector, un inspector, un subcomisario y el comisario jefe del cuerpo. La suma da los 63 agentes, por lo que hay 37 plazas sin cubrir a pesar de que el Ejecutivo autonómico cuenta en el presupuesto con este centenar de agentes y quiere aumentar a lo largo de este año la plantilla con 50 nuevos agentes, aunque para llegar a las 150 plazas necesitaría realizar 87 nuevas contrataciones.